Septima Peregrinacion a Tierra Santa, Recuerdo de una Aventura de Fe

No Twitter Messages

Jerusalem

Septima Peregrinacion a Tierra Santa, Recuerdo de una Aventura de Fe

Acrópolis de Atenas, Grecia

Hace algunas semanas, culminó la séptima Peregrinación a Europa y Tierra Santa, de la Parroquia San Esteban. Fue la peregrinación más larga hasta la fecha, ya que duró 25 días, en donde se recorrieron varios países: Italia, Grecia, Turquía, Territorios Palestinos e Israel.

            Dicha travesía de fe, inició el día lunes 25 de Enero. El día 26 por la tarde, los peregrinos arribaron a Roma. Al día siguiente y durante 1 semana, tuvieron la oportunidad de participar en la Audiencia Pública, con su Santidad el Papa Francisco, quien bendijo directamente a algunos peregrinos, que lograron acercarse y pudieron recibir su bendición. También visitaron los Museos Vaticanos, uno de los principales Museos del Mundo, junto con la Capilla Sixtina y la Basílica y Plaza de San Pedro. Al estar en Roma, peregrinaron hacia las 4 Puertas Santas de la ciudad eterna: Santa María la Mayor, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y San Pedro, para recibir la Indulgencia Plenaria, con motivo del Año de la Misericordia. Visitaron el Coliseo y Foro Romano, junto con varias de las atracciones principales de la capital Italiana. Además, visitaron la ciudad de Florencia, en un día libre de relajo. Tuvieron la posibilidad de peregrinar hacia los Santuarios de Santa Clara y San Francisco de Asís. También hacia el Santuario de Santa Rita, en Cascia, hermoso poblado en la región de Umbría en Italia.

Capadocia, Turquía

      Luego de una semana en la bella Italia, los peregrinos se dirigieron a Grecia, en donde visitaron el Aerópago, primer lugar de la predicación de San Pablo en Atenas. Allí se vivió una emotiva y hermosa oración. Recorrieron la ciudad de Atenas, visitando la Acrópolis, el antiguo estadio olímpico Panathinaikó, de más de 2.400 años de historia (todavía se usa), construido enteramente de  Mármol. Se realizó crucero por las islas griegas de Aegina, Poros e Hydra. Luego la peregrinación continuó hacia Turquía. En este hermoso país, visitaron Estambul (la antigua Constantinopla y antigua Bizancio). Allí pudieron conocer las majestuosas construcciones del Imperio Bizantino  y del Imperio Turco.  La Basílica, Mezquita y hoy museo de Santa Sofía, una de las mayores obras de arte en el mundo. La Mezquita Azul, la  mezquita de Rusten Pashá,  la mezquita del sultán Suleyman el Magnífico, donde los peregrinos pudieron conocer y presentar sus respetos ante la tumba de la Sultana Hurren, del príncipe Mehmeh, de Selím II y ante el sarcófago del propio sultán Suleyman. Luego de ello, realizaron un crucero por el Bósforo, admirando las bellezas de una de las ciudades más encantadoras del mundo, con historia, mezcla cultural… luego se dirigieron en vuelo, hacia Capadocia, allí fueron testigo de los vestigios de grandes erupciones volcánicas de hace 3 millones de años, que dieron forma a esta característica tierra de la Capadocia, con sus formaciones rocosas, asemejando un paisaje lunar y visitando sus ciudades subterráneas. Allí pudieron celebrar varias eucaristías, en iglesias del siglo II, las cuales fueron construidas en rocas excavadas, admirando frescos y pinturas de más de 2.000 años de antigüedad. La emoción les embargó a muchos, al poder celebrar la Santa Misa, en lugares en donde el cristianismo inició, pero que luego fue reemplazado por el Islam, en las mismas cavernas, en donde los cristianos hace 1,600 años, tuvieron que refugiarse y celebrar escondidos la misa, sobre todo en el valle de Goreme.

Iglesia en Antiguas Cavernas

Terminada la visita a Turquía, los peregrinos volaron a Tel Aviv, en donde iniciaron su recorrido, subiendo a la ciudad Santa de Jerusalén, entonando el canto del salmo 117 “Qué Alegría cuando me dijeron, vamos a la casa del Señor, ya están pisando nuestros pies, tus umbrales Jerusalén”. Allí en la Santa Ciudad, alojaron en la Casa de Abraham, enclavada en el mismo lugar, en donde el Rey Salomón, hace 3.000 años, tenía su harem.

En la tierra Santa, recorrieron los principales Santuarios, la Igleisa del Santo Sepulcro, la  Vía Dolorosa, la Iglesia de la Dormición de la Virgen, la Iglesia del Padre Nuestro. En los territorios Palestinos, pudieron visitar Betania y bajar a la tumba de Lázaro, conocer la casa de Marta y  María, también visitar la ciudad de Belén, venerando el lugar del nacimiento del Señor y celebrar la misa, en donde los pastores hace 2.000 años, recibieron el anuncio del ángel de que había nacido el Salvador, el Mesías, el Señor.  También tuvieron la oportunidad de conocer Masada, Qumram, el Mar Muerto, Jericó, en donde pudieron renovar sus promesas bautismales, en el lugar histórico del bautismo del Señor, a orillas del Río Jordán.

Luego visitaron el Norte de la Tierra Santa, navegando en el mar de Galilea. La ciudad de Nazareth y Caná, en donde los matrimonios renovaron sus promesas.

Fueron hermosos 25 días, en donde celebraron la misa a diario, realizando oración permanentemente, formando un lindo unido grupo.

Domo de la Roca, en la Explanada del Templo en Jerusalén

    No Twitter Messages