Nuestro Templo

No Twitter Messages

Arquitectura del Templo.

 

La Parroquia de San Esteban, fue fundada el 3 de Agosto de 1861. En el año 1873, se inició la construcción de la Casa y Templo Parroquial.  Este último, fue seriamente dañado por los terremotos del siglo pasado, siendo demolido en la década de los 60, no sin controversias.

Luego se construyó un galpón, como templo provisorio, el que está construido hasta el día de hoy. Después se edificó el antiguo campanario y fachada, dándole un estilo colonial.

Del antiguo templo, lo único que se conserva hasta hoy, son las imágenes religiosas de San Esteban Protomártir, la Santísima Virgen del Carmen, La Inmaculada Concepción y el Sagrado Corazón de Jesús. El Santo Cristo que está suspendido por cadenas sobre el altar mayor, fue fabricado a pedido en el año 2008.  De la estructura propiamente tal, sólo existen hoy: el piso (suelo) de baldosas y los cimientos de roca.

Las ventanas del templo, son de vidrio catedral amarillo, que con el sol, hacen un bello contraste con la pintura blanca de los muros. El cielo, está enchapado completamente en madera

En el año 2008, el templo se amplió, construyéndose el presbiterio con el altar mayor, la capilla del Santísimo Sacramento y la Sacristía.

En la actualidad, el templo tiene 33 metros de largo por 15 metros de ancho y el presbiterio tiene 21 metros de ancho por 6 de ancho y seis metros de altura. Esta Iglesia, tiene una capacidad para recibir a 500 fieles sentados.

El altar es de mármol de Carrara, Italia. El piso del presbiterio, es de granito verde esmeralda, traído desde Brasil.  Delante del altar, se encuentra una pequeña placa de mármol blanco, en donde están sepultadas, reliquias de Santa Teresa de  Los Andes, la primera Santa de Chile. El certificado de autentificación, se encuentra al costado de la puerta de la sacristía.

La pila bautismal, también, según cuentan los feligreses mayores, está presente desde el inicio de la parroquia. Es de mármol y está bellamente tallada.

En la Capilla del Santísimo, está  el Sagrario, que es de bronce y tiene gravada la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Allí, está también, sólo el marco del cuadro de San Esteban, que fue robado en junio del año 2011, el cual hasta el día de hoy no aparece y por el cual, todavía seguimos orando, confiados en que regresará a casa.

 

En la pared del presbiterio, el artista español Aritz Escala (http://www.altdecor.cl), pintó el mural titulado La Santísima Trinidad.

Bendición del Mural

 

Esta pintura invita a la contemplación de Dios, en el misterio de la Santísima Trinidad.

A través de Jesucristo, que no está clavado, sino suspendido en el aire, llegamos al Padre eterno que está en los cielos.   Un padre, que con su mano izquierda de madre nos acoge con ternura y compasión, con su mano derecha de padre, nos corrige y nos sostiene en el camino de la vida, así como está sosteniendo a su hijo unigénito.

El madero de la cruz, une el mundo espiritual de los cielos, con el mundo terrenal de nuestra realidad humana.

La paloma, signo del Espíritu Santo, anima a la Iglesia a seguir caminando por el mundo, hasta la nueva venida de Jesucristo. De sus alas, nacen rayos de luz, que iluminan nuestro sendero y el de su comunidad.

Seis ángeles, que están adorando perpetuamente, al Dios Uno y Trino, representando a los 6 continentes (América, Asia, Antártida, Oceanía, Europa y África)

El paisaje de fondo, imita la Tierra Santa, Tierra Prometida por Dios, en la cual, miramos el horizonte sin fin, al igual que la eternidad y trascendencia de Dios. El río, que nace en el horizonte, es el agua viva que Él, nos da de beber, esa agua que quien la beba, nunca más tendrá sed.

La Santísima Virgen, como buena madre, siempre al pie de la cruz, siendo corredentora de Dios, en la advocación de nuestra Señor del Carmen, Reina y Patrona de Chile, imagen antiquísima, que data desde la fundación de la Parroquia.  Al otro lado, la imagen patronal de San Esteban Protomártir y Protodiácono,  mirando los cielos abiertos, tal como dijo al morir: “Señor Jesús, recibe mi espíritu”, contemplando también, el misterio de la Santísima Trinidad.

Al ingresar al templo, a mano izquierda, se encuentra el confesionario, tallado y construido especialmente para nuestra parroquia, por carpinteros profesionales, en el año 2009.

También al ingresar al templo, a mano derecha, se encuentra el monumento memorial de los párrocos, en el cual, aparecen una bella leyenda y la nómina de los párrocos y administradores parroquiales de San Esteban, desde la fundación de la parroquia, hasta la actualidad.

En los muros, se encuentra un vía crucis, sencillo, pintado bellamente. También es antiguo en esta parroquia. El  vía crucis de la antigua iglesia, que data desde 1870, está guardado, esperando los fondos para ser restaurado y volver a su lugar.

En 2011, se comienza a realizar la gran obra, de remodelación de la fachada y construcción del nuevo campanario. Bajo el atrio, se colocan dos placas de mármol, una que tiene un extracto del acta de erección de la parroquia y la otra, un monumento memorial, que quedará allí, para recordar a las futuras generaciones, las celebraciones de los 150 años de vida parroquial.

 

El antiguo campanario es remodelado, se bajan las antiguas campanas, fundidas en Santiago de Chile en 1941, son mandadas a limpiar y reparar. En su lugar, se coloca una nueva imagen de San Esteban Protomártir, de 2 metros de altura, construida en fibra de vidrio, especialmente para nuestra parroquia, por la misma fábrica que construyó el Cristo del Altar Mayor. Se cubre con un vidrio especial, para protegerlo de los rayos UV.

Se comienza la construcción del nuevo campanario, esta obra, al igual que la pintura, ampliación, remodelación,  han sido financiada en un 100% con aportes de los fieles de la  Parroquia San Esteban, ya sea por las ofrendas de misas, con el 1%, con intenciones de misa, coronas de caridad, por lo cual también es más significativa para su pueblo, porque está el sacrificio de la Iglesia y la buena administración de los fondos parroquiales.

La construcción de esta bella obra, estuvo a cargo del Arquitecto sanestebino Héctor Contreras Páez, quien junto a su equipo de trabajo, han edificado este torreón, para mayor gloria de Dios. En la cima, se encuentra un carillón de  4 campanas, 2 son las antiguas de nuestro templo. Las otras dos, fueron mandadas a fundir a España, especialmente para nuestra parroquia, tienen la inscripción “EN EL ANIVERSARIO N° 150, DE LA PARROQUIA SAN ESTEBAN MÁRTIR”, 26 DE DICIEMBRE DE 2011.

También los yugos y sistema automático computarizado de repique, fue adquirido en esta ocasión. El reloj, también fue traído desde la madre patria, el cual tiene dos metros de diámetro y tiene los números romanos. El 4, está representado por IIII y no por IV, como debiera ser, debido a la tradición de los relojeros romanos, que acostumbran a fabricar así los relojes, por varias razones, entre las cuales, las más aceptadas son: Por estética, se ve más bello al mirarlo así. También cuenta la leyenda, que un rey mandó a construir un reloj y el relojero se equivocó, construyendo el 4 de esta forma (IIII), siendo mandado a ejecutar, por lo que los relojeros del mundo entero, en honor a este colega, decidieron construir así los relojes romanos para siempre.

Hay varios relojes famosos en el mundo, que tienen los números así: El de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el de la Iglesia de San Francisco en la Alameda de Santiago, entre varios más.

La estructura de la torre,  se encuentra construida sobre los cimientos del antiguo templo, edificado en la década de 1870, este campanario alcanza una altura de 25 metros más 5 metros de la cruz. La gran altura, es para representar la presencia de Cristo, por sobre todas las cosas. También, que nosotros, teniendo los pies bien puestos en la tierra, no podemos dejar de mirar al cielo, en donde se encuentra nuestra esperanza. Al mirar la cruz de frente, está en la orientación, que tenían todas las iglesias en la antigüedad, haciendo mirar hacia el oriente, por donde vendrá el Señor en su segunda venida.

Esta cruz se llama: La cruz de Jerusalén, ciudad Santa de Dios, que también corresponde a la ciudad del martirio de nuestro Santo Patrono San Esteban, por ello quisimos que estuviera para siempre en este lugar. Representa al Señor  Jesús, y las 4 cruces pequeñas, representa los 4 puntos cardinales, por donde se debe expandir el evangelio. También representa a Cristo y los 4 evangelistas. Otras versiones señalan, que en su conjunto las 5 cruces, también representan los 5 estigmas del Señor.

Junto a la cruz, flamearán, permanentemente, la bandera nacional y la bandera de la Santa Sede.

También cuenta con un moderno sistema de iluminación automática, lo que hace que la estructura, se vea desde varios kilómetros de distancia. Por ejemplo, desde el Cariño Botado, se ve maravilloso.

Al interior del campanario, hay una placa, en donde esta la primera piedra, bendecida el 7 de noviembre de 2011, por Mons. Cristián Contreras, quien también bendijo toda la edificación el 18 de Marzo de 2012.

Al exterior de la torre, hay una cápsula del tiempo, con una placa de mármol, en la cual, hay recuerdos de esta época, la que será abierta en el bicentenario de esta parroquia.

Se puede acceder a al mirador de la torre, subiendo las escalas de madera, dando un pequeñísimo aporte, para poder solventar los nuevos gastos de energía eléctrica y manutención de esta estructura.

En la peregrinación a Tierra Santa e Italia, de Febrero de 2012, se adquirió una preciosa cruz alta procesional, la cual presidirá las procesiones y celebraciones litúrgicas. Ha sido comprada en Roma, muy cerca del Vaticano.

Mide dos metros de altura, es tallada en bronce.  Al centro, está la imagen de nuestro Señor Jesús, flanqueada en sus extremos (Como se señala en el libro de Exequiel en el Capítulo 1) por  las imágenes que representan a los cuatro evangelistas:

El Toro Alado, representando a San Lucas.

El León Alado, representando a San Marcos.

El Ángel Alado, representando a San Mateo.

El Águila Alado, representando a San Juan Evangelista.

Atrás del templo, está la antiquísima gruta de nuestra Sra. De Lourdes, en donde los fieles se acercan a diario a orar y a pagar sus mandas.

Junto al templo se encuentra la casa parroquial, construida en la década de 1870. Es de fábrica de adobe, con muros de más de un metro de diámetro, más de 5 metros de altura y más de 1.000 metros cuadrados de construcción. Esta casa fue restaurada en 2008 y luego nuevamente, después del terremoto del 27f. Aquí reside permanentemente el párroco, además de funcionar las oficinas, salones y baños públicos.

Entre el templo y la casa, hace 4 años, se construyeron jardines con pasto,  olivos, palmeras y laureles, lo mismo que en todo el frontis de la parroquia (100 metros).

Esta es una hermosa parroquia, llena de comunidades activas, a la cual te invitamos a que seas parte de ella, porque por “Cristo nos movemos, vivimos y existimos”, hasta que llegue el día, en que veamos el cielo abierto, donde nuestro patrono, San Esteban, nos espera.

    No Twitter Messages